Técnicas y Posiciones de Lactancia Materna

Amamantar a un bebé no es cosa sencilla, aunque la mayoría de las mujeres creen que sí lo es hasta el día que tienen que enfrentarse directamente al hecho, saber colocarse correctamente al bebé para que éste se alimente del seno materno es una habilidad aprendida.

No hay precisamente una escuela donde se pueda ir y aprender cómo amamantar correctamente a su bebé, no, pero generalmente recibe orientación del personal de salud cuando está en el hospital y en otros casos, cuando son observadoras y han visto como lo hacen otras mamás.

Pero nada mejor que tener un poco de conocimiento teórico y práctica constante para usar la técnica adecuada y sacar de ella el mejor provecho tanto para el bebé como para la madre, ¿cierto?

Para apoyar a la observación que en casa pudieras haber hecho sobre la técnica de amamantamiento de un bebé, complementaremos con un poco de teoría.

Técnicas Para Amamantar Un Bebé

Técnicas de Lactancia Materna
Técnicas de Lactancia Materna

La técnica o técnicas de amamantamiento digamos que está dividida en 3 aspectos o partes importantes que son:

Agarre correcto del pecho

El pezón debe quedar entre el dedo pulgar y los dedos índice y medio de la mano, para realizar la función como de una prensa que sujeta el seno.

Colocación del Bebé

Podemos decir que existen dos formas de colocar al bebé para recibir la alimentación materna, una de ellas la tradicional y la otra conocida como hamburguesa.

  • Tradicional: usando el pezón se rozan los labios del bebé y luego se procede a centrar éste para después introducirlo en la boca del bebé.
  • Hamburguesa: Se abre la boca del bebé todo lo posible, cuando su lengua esté bien extendida hacia delante, se dirige el pezón primero a la nariz del bebé y después se roza el labio, el seno se apoya en el mentón y se introduce el pezón en la boca del bebé.

En cualquier tipo de agarre y colocación se debe observar que la boca del bebé esté completamente abierta, debe estar afuera el labio inferior, la mandíbula inferior debe tocar el pecho, y la areola debe observarse con más facilidad arriba de la boca del bebé que abajo.

Succión del Bebé

Este es el tercer aspecto a tomar en cuenta para poder calificar la técnica de amamantamiento correcta.

En una succión efectiva:

  • Se presentan succiones profundas y lentas
  • Se aprecia el sonido de la deglución
  • Las mejillas del bebé se llenan
  • Las succiones son tranquilas, el bebé no se ve desesperado
  • El bebé deja de succionar cuando se siente satisfecho
  • No hay presencia de dolor en los senos de la madre

Posiciones Para Amamantar a un Bebé

Sin duda una de las posiciones más usada para amamantar a un bebé es la de estar sentada, colocando al bebé frente a ella en contacto con su cuerpo, mamando el pecho derecho o izquierdo y sus pies en dirección al otro.

Sin embargo, no es la única posición que se puede usar para amamantar a un bebé, veamos cuales son las otras posiciones existentes y los casos en los que son usadas.

Posición de pelota de fútbol americano

La madre está sentada y el bebé es colocado con los pies apuntando a la espalda y por debajo del brazo de la madre, se recomienda cuando la madre presenta mastitis.

La posición tiene una mayor efectividad si la madre se coloca en posición medianamente reclinada.

Posición de Caballito

La madre sentada con la espalda recta, el bebé de frente y sentado en la pierna de la madre con sus piernas abiertas como montando un caballito.

Es una postura poco frecuente, pero es necesaria cuando el bebé tiene problemas para fijarse al pecho o tiene algún problema de maxilar retraído.

Posición Decúbito Lateral (izquierdo o derecho)

Es una postura de descanso para la madre, cuando se han sometido a una cesárea, para descansar de la molestia ocasionada por la episiotomía, etc.

Posición en Paralelo Inverso

No es una postura muy frecuente, la mayoría de los casos porque no saben el beneficio de la misma, así que, te diremos que si tienes problemas de mastitis esta postura para amamantar es ideal.

La madre en decúbito lateral estirada y el bebé igualmente en decúbito, pero con los pies hacia la cabeza de la madre.

Posición Cuatro Patas

La madre en cuatro patas como su nombre lo indica y el bebé boca arriba, no es frecuente e incluso podría ser algo incómoda especialmente para la madre, pero resulta muy efectiva para aliviar problemas de mastitis o alguna obstrucción de los conductos.

De pronto podrían surgir dudas sobre si las posturas de alguna manera pudieran hacer que el bebé se ahogue, pero deja que te recordemos algo.

Los bebés nacen con un instinto de supervivencia increíble, son capaces de apartarse de situaciones o circunstancias que sientan los ponen en peligro, como sería una obstrucción de las vías respiratorias.

Así que, no te preocupes tanto por esa parte, tú bebé no permitirá que algo malo le suceda al menos no cuando está amamantando.

Recomendaciones para la Madre que amamanta

Mientras el bebé crece y empieza a tolerar alimentos sólidos pasarás mucho tiempo amamantando, de tal manera que, si no usas todas las posturas o al menos algunas de las que hemos mencionado anteriormente, lo más probable es que sufras de dolor de espalda.

Con el dolor de espalda, el amamantamiento se te puede hacer eterno, de tal manera que, te recomendamos buscar un sitio cómodo en la casa, donde te sientas tranquila, un ambiente relajado y con lo necesario (sillón, cama) para realizar esa tarea lo más cómoda posible.

Además de los sillones y cama o muebles, también son importantes las almohadas y cojines, son excelentes soportes para apoyar los brazos, la espalda e incluso al mismo bebé.

NO encorvar la espalda mejora la succión del bebé, pero apoyar la zona cervical es muy importante ahí entra el uso de los cojines o las almohadas.

Técnicas y Posiciones de Lactancia Materna
5 (100%) 1 vote