Lactancia materna: ¿Me Interesa Comprar un Sacaleches?

¿Debería invertir en un extractor de leche eléctrico? ¿Una bomba doble? ¿Una bomba ligera? Si está buscando un extractor de leche, hágase estas preguntas y más.

Muchas madres que amamantan consideran que los extractores de leche son tan importantes como los asientos para el automóvil y las toallitas húmedas.

Ya sea que vuelva a trabajar o simplemente desee la flexibilidad que puede ofrecer un extractor de leche, tendrá muchas opciones. Aquí hay ayuda para decidir qué tipo de extractor de leche es mejor para usted.

Índice()

    ¿Con qué frecuencia usará el extractor de leche?

    Si se alejará del bebé solo ocasionalmente y su suministro de leche está bien establecido, una simple bomba manual podría ser todo lo que necesita. Simplemente coloque un escudo en forma de cono en su seno y apriete el mango para extraer la leche.

    Si regresa a trabajar a tiempo completo o planea estar lejos de su bebé durante más de unas pocas horas al día, una bomba eléctrica es una mejor opción.

    Considere esperar para obtener una bomba hasta después de que nazca su bebé, cuando pueda saber mejor cómo la usará.

    ¿Necesitará bombear lo más rápido posible?

    Una sesión de extracción típica dura aproximadamente de 10 a 15 minutos por seno. Si va a bombear en el trabajo o en otras situaciones de poco tiempo, es posible que desee invertir en un extractor de leche eléctrico que le permita extraer los dos senos a la vez.

    Un extractor de leche doble ayuda a estimular la producción de leche mientras reduce el tiempo de extracción a la mitad.

    ¿Cuánto puede gastar en la bomba?

    Puede comprar extractores de leche en tiendas de suministros médicos y en la mayoría de las farmacias y tiendas para bebés, así como en muchas tiendas online. Las bombas eléctricas suelen costar más que los modelos manuales. Debido a que existe un pequeño riesgo de contaminación, no tome prestado ni compre un extractor de leche usado para uso personal.

    ¿La bomba es fácil de montar y transportar?

    Si el extractor de leche es difícil de armar, desmontar o limpiar, seguramente será frustrante, lo que podría reducir su entusiasmo por la extracción. Asegúrese de poder quitar cualquier parte de la bomba que entre en contacto con su piel o leche para limpiarla después de usarla.

    Si va a llevar la bomba al trabajo todos los días o viajará con la bomba, busque un modelo liviano. Algunos extractores de leche vienen en un estuche con una sección aislada para almacenar la leche extraída. También tenga en cuenta el nivel de ruido. Algunos modelos eléctricos son más silenciosos que otros. Si es importante ser discreto, asegúrese de que el nivel de ruido de la bomba sea aceptable.

    ¿Es ajustable la succión?

    Lo que es cómodo para una mujer puede ser incómodo para otra. Si opta por una bomba eléctrica, elija una que le permita controlar el grado de succión y la velocidad del ciclo.

    Nuestra Sugerencia a la hora de elegir un sacaleches

    Los extractores de leche eléctricos son rápidos, fáciles de usar y generalmente ofrecen más opciones que los extractores de leche manuales. Por ejemplo, encontrará bombas con niveles y configuraciones de succión ajustables, versiones aptas para viajar y otras con capacidad de bomba doble.

    A diferencia de una bomba manual, una vez que la copa está colocada en su seno, el trabajo se realiza automáticamente para usted, a su elección de ritmo, lo que le ahorra manos doloridas o patrones de ritmo difíciles de mantener.

    El avent puede ser una excelente opción ya que se trata de un sacaleches fácil de utilizar y de colocar, tiene 3 velocidades de succión, viene con un biberón de 125 ml. de muy alta calidad como todos los de la linea Philips Avent y a diferencia de la mayoría de las bombas eléctricas que funcionan solo con corriente eléctrica, esté también funciona con batería lo que le permitirá extraer leche cuando no esté cerca de un enchufe.

    ¿Le cuesta decidirse?

    Si no está segura de qué tipo de extractor de leche sería mejor para usted, solicite ayuda. Un consultor de lactancia puede ayudarla a tomar la mejor decisión y ofrecerle apoyo cuando comience a usar su extractor de leche o si tiene problemas.

    Si no ha trabajado con un consultor de lactancia, pídale una referencia al médico de su bebé o consulte con el departamento de obstetricia de un hospital local.


    Los comentarios para este artículo se han cerrado.

    Subir

    Este Sitio Utiliza Cookies Leer Más!