Todo sobre Sujetadores para Embarazo y Lactancia

Si está embarazada y se pregunta si necesita comprar un sujetador nuevo, la respuesta es sin duda que sí. Los senos aumentan de tamaño bastante temprano durante el embarazo (alrededor de seis a ocho semanas), y muchas descubrirán que los sujetadores se quedan muy pequeños.

Los cambios hormonales, el aumento de peso y la expansión de las costillas asociadas con el embarazo contribuyen a este crecimiento, al igual que las glándulas mamarias que se preparan para producir leche más adelante en el embarazo.

sujetadores para embarazadas

Si tiene la tentación de utilizar sus sostenes regulares por el mayor tiempo posible, es probable que  rápidamente se de cuenta de lo incómodos que se vuelven los sostenes de encaje de antes del embarazo, y simplemente no podrán soportar sus senos mas pesados ​​(y con picazón).

Es tiempo para una actualización. Hay algunas opciones a medida que crece.

  1. Compre un tamaño más grande de su sostén normal de antes del embarazo.
  2. Cambiar a Sujetadores para Embarazadas, es fácil escoger el que mejor se adapta a tus necesidades.
  3. Si está en medio de su tercer trimestre, compre un sostén de lactancia. Muchas, prefieren una combinación de los puntos 2 y 3.

¿En qué se diferencian los sujetadores de maternidad y lactancia de los sostenes normales?

Piense en un sujetador de maternidad como una versión mejorada de un sostén regular, diseñado específicamente para la comodidad a medida que sus senos crecen durante el embarazo.

Algunas características incluyen un forro de algodón suave, correas más anchas, cierres adicionales en la banda, etc., y tienden a no tener aros. Muchos sostenes regulares también ofrecen estas características, que funcionarán bien durante el embarazo.

Los sostenes de lactancia difieren en una forma de los sostenes de maternidad: cuentan con cierres en las correas que permiten un fácil acceso a la lactancia. Si compra un sostén de lactancia para usar durante el embarazo, asegúrese de que haya suficiente espacio para que crezca, ya que sus senos tienden a subir otro tamaño de copa o más después de que llegue su bebé. 

Muchos de los sostenes disponibles son híbridos de maternidad / lactancia, que brindan apoyo durante el embarazo y después.

¿Cuántos Sujetadores Necesitaré?

Mucho depende de su presupuesto, pero planee comprar al menos tres sostenes durante el embarazo, las espertas en el tema aconsejan usar uno por un día o dos, y luego cambar.

Tenga en cuenta que su caja torácica puede expandirse hasta las 36 semanas de embarazo, por lo que es posible que tenga que evaluar y cambiar varias veces.

Un extensor de sujetador se adhiere a la parte posterior de su sostén para agregar longitud a la banda. esta es una forma asequible de obtener alargar más la vida útil de los sujetadores comprados antes del embarazo, o sus sujetadores regulares de antes del embarazo si no está lista para comprar unos nuevos.

Cuando compre un sostén nuevo, busque uno que le dé a sus florecientes senos y a su caja torácica un poco de espacio para crecer. Elija un sujetador que se ajuste cuando el cierre esté en la posición más ajustada, para que pueda soltarlo.

Esta es definitivamente una buena idea si termina comprando un sostén de lactancia antes de dar a luz, ya que crecerá al menos otro tamaño de copa cuando su leche materna llegue unos días después del nacimiento.

¿Qué estilo de sostén es mejor durante el embarazo?

Elige un sujetador con costuras y tirantes resistentes. Los débiles, literalmente, no aguantan. Si sus senos son más grandes que los DD, use un sostén con tirantes que tengan al menos una pulgada de ancho en los hombros. (Harán mejor su trabajo).

Los sujetadores con aros están bien siempre que se ajusten bien y no pellizquen sus senos. Muchas futuras mamás los encuentran incómodos y optan por copas suaves.

Para evitar el roce, busque material suave como un algodón o una mezcla de algodón y sintético sin costuras cerca del pezón.

Puede ver y elegir el sujetador más adecuado para usted en tiendas online donde encontrará una gran variedad de tipos y modelos diferentes.

¿Cómo sé si es el sostén adecuado?

La mejor manera de asegurarse de que está comprando el tamaño correcto es sentarse mientras usa el sostén para “ver dónde golpea el vientre”. Al estar de pie y sentada, no debe haber agrupamientos, pellizcos o deslizamientos en ningún lado.

Si la banda torácica se eleva hacia el área del seno desde la caja torácica; las copas se desbordan o las correas están demasiado apretadas o se caen de los hombros a pesar de los ajustes, el sujetador no funcionará. Una regla básica: si el sujetador causa alguna molestia o deforma el vestuario, solo empeorará durante el uso regular.

Lo mejor es que usted se sienta cómoda con el sujetador y que elija el modelo que la haga mas feliz, después de todo es uno de los momentos de su vida de mayor felicidad y hay que vivirlo como tal…