¿Qué es Sufrimiento Fetal? (Síntomas y Consecuencias)

La gran mayoría de las personas piensan que durante un embarazo los fetos no tienen problema alguno y que están de alguna manera protegidos al estar en el vientre de su madre.

Sin embargo, uno de los principales problemas que los fetos pueden padecer es justamente el sufrimiento fetal. Básicamente se habla de sufrimiento fetal cuando hay alteraciones en la fisiología del feto pudiendo producirse antes del parto o bien durante el mismo.

Las lesiones permanentes en los tejidos a nivel cerebral parecen ser el resultado más probable, así como la muerte.

Sufrimiento Fetal Síntomas

Sufrimiento Fetal

El principal síntoma que se presenta y en el cual se presta toda la atención del personal médico es la alteración que se presenta en la frecuencia cardíaca del feto.

Los aspectos a considerar de la frecuencia cardíaca son:

  • Taquicardia cuando los latidos por minuto están >160
  • Bradicardia cuando los latidos por minuto están <120
  • Irregularidades de los latidos del feto

Sufrimiento Fetal Agudo

El sufrimiento fetal se clasifica en dos tipos, uno de ellos es el agudo en el cual pondremos enfoque y el segundo tipo de sufrimiento fetal es crónico.

Sufrimiento Fetal Crónico: Es cuando la falta tanto de oxígeno como de nutrientes se presenta de manera lenta y también progresiva, lo que le permite al feto entrar en un estado de adaptación, aunque poco favorable.

En estos casos, es bastante posible que no haya un crecimiento de acuerdo a su edad gestacional.

Por el contrario, el sufrimiento fetal agudo: Se presenta en el trabajo de parto apareciendo abruptamente, el médico debe apresurar las maniobras necesarias para que se de el parto en el menor tiempo posible, para evitar daños en el neonato.

Si el nacimiento del neonato se acelera, el sufrimiento fetal no representa mayor riesgo para el neonato.

La causa siempre es una disminución del flujo de oxígeno al feto, que a su vez puede ser provocado por varias otras circunstancias como:

  • Ahorcamiento por cordón umbilical
  • Desprendimiento de la placenta
  • Ruptura de útero
  • Infecciones uterinas
  • Embarazos múltiples
  • Posición anormal del feto

En respuesta a las circunstancias antes mencionadas, los síntomas que se presentan en el feto ante un sufrimiento fetal son:

  • Movimientos fetales disminuidos (perceptibles por la madre)
  • Líquido amniótico con meconio
  • Estudio cardiotocográfico con alteraciones
  • Alteraciones bioquímicas (a través de una muestra sanguínea que se hace en el trabajo de parto)
  • Acidosis fetal (por la falta de oxigenación)

Consecuencias del Sufrimiento Fetal

Las principales consecuencias del sufrimiento fetal agudo son:

  • Síndrome de muerte fetal (cuando muere el feto en el útero después de las 20 semanas y antes de que nazca), las causas de este síndrome son varias, por ejemplo, una reducción del aporte de O2, insuficiente aporte calórico, desequilibrio metabólico, infecciones, drogadicción de la madre, alteraciones circulatorias.
  • Atraso en el crecimiento uterino (cuando el peso del bebé al nacer tiene un percentil 10, es decir, por debajo del peso gestacional que le corresponde. Las causas de este peso son también diversas, por ejemplo, factores demográficos, ambiente, factores de la concepción.

Sufrimiento Fetal Tratamiento

Tratamiento al Feto

  • Se debe actuar sobre las causas que producen la hipoxia en el feto
  • Contractilidad uterina disminuida
  • Cambios de posición
  • Tratar la hipotensión
  • Aportación de oxígeno
  • Corregir la anemia materna

Acelerar el Parto y Empezar a Tratar al neonato

  • Acelerar el parto normal o realizar una cesárea, dependiendo de la condición obstétrica
  • Atender al recién nacido, ponerlo en manos de profesionales de la salud y especialistas pediatras
  • Proporcionar y propiciar en el recién nacido una temperatura adecuada, profilaxis de infecciones y prevenir la dificultad respiratoria
  • Si hay anemia neonatal, tiene que ser corregida

Reanimación Intrauterina

  • Se ministrar drogas inhibidoras
  • Oxígeno a la madre

Cuando no se logra estabilizar la oxigenación en el feto, y se produce hipoxia por un período entre 1 y 3 horas, inevitablemente se produce daño cerebral.

Si la hipoxia es mayor a 3 horas puede terminar con la vida del feto.

Por eso, es importante tomar acciones dentro de los primeros 60 minutos del inicio del sufrimiento fetal.

Si los esfuerzos hechos en la reanimación intrauterina no son satisfactorios para resolver el problema, se debe pensar en acelerar el parto o realizar una cesárea.

Si lo opción es la cesárea debe decidirse rápidamente, por lo menos en los primeros 30 minutos de haberse tomado la decisión.

Desde luego el tratamiento debe estar enfocado en la corrección de las alteraciones en el intercambio de oxígeno entre la madre y el feto.

Es muy importante la reanimación del feto antes del nacimiento.

Aunque la causa número uno de muerte infantil sea el sufrimiento fetal, no debemos dejar de lado, el hecho de que es muy posible prevenir esta situación desfavorable.

Se puede prevenir con la atención de varios aspectos necesarios para el feto desde que está dando inicio su vida intrauterina.

Por ejemplo, como ya mencionamos, la madre debe acudir al médico para un control no solo oportuno sino también adecuado de su embarazo.

Seguir las normas básicas de toda mujer embarazada como tener hábitos de alimentación sanos, también se recomienda que deje de lado las sustancias nocivas que en su momento pueden ser la causa para que no haya un aporte de oxígeno adecuado para el feto.

Las mujeres embarazadas pueden percibir más rápidamente si su feto está presentando sufrimiento fetal, son quienes tienen en su vientre a su bebé las 24 horas del día, saben cuando tienen mayor movimiento, cuando se quedan quietecitos, en que momento tienen hambre, etc.

Así que, percibir ciertas anormalidades no debe ser una tarea demasiado difícil sino más bien de atención a su embarazo.

Si la madre presenta algún problema de salud mientras está embarazada, debe acudir rápidamente al médico y seguir las indicaciones.

Tratar de manera oportuna cualquier situación anormal durante el embarazo, puede evitar el sufrimiento fetal y las situaciones de tensión y ansiedad de la madre al saber que su hijo corre peligro de muerte.