¿Cómo Hacer el Seguimiento del Embarazo y Preparar el Parto?

La maternidad es tan perfecta como la naturaleza misma, por eso cuando llega la etapa del embarazo es posible hacer seguimiento con mucha precisión de sus diferentes etapas y así asegurar un parto sin riesgos y un bebé saludable.

A continuación, algunas formas muy interesantes de llevar el control de cada etapa de la gestación del embarazo, para las madres que no son tan expertas en el asunto; esto aplica también para aquellas que desean conocer con precisión en qué instante del ciclo se encuentran, sin muchas complicaciones.

Empezando a planificar el parto

La llegada de un bebé requiere de un plan de parto previo, debido a que el control y la planificación son factores clave para que, tanto el parto como la gestación, tengan la menor cantidad de imprevistos y se asegure, en gran medida, el mejor estado de salud del pequeño. Mantener la mayor cantidad de control y monitorizar el período de gestación es de suma prioridad y gracias a las diferentes herramientas tecnológicas de las que se dispone en la actualidad, eso es posible.

El gestograma moderno

Las primerizas no suelen familiarizarse con el término, pero hasta hace algunos años el período de gestación se controlaba por medio de un gestograma. Esta herramienta era una especie de tabla donde se reflejaba el último día de ciclo menstrual conocido por la madre y desde allí se podía concretar la fecha de parto, al mismo tiempo que se proyectaban las distintas etapas del proceso de formación del bebé.

Ahora el gestograma se ha modernizado y, en lugar de una tabla de papel, ha pasado a ser una eficaz calculadora de embarazo y gestograma al mismo tiempo. Ésta cumple con un propósito similar, pero con la facultad de que se pueden obtener mayores detalles en cada una de las diferentes etapas.

Dado el nivel de eficacia y la simpleza de esta herramienta, se han podido encontrar en todo tipo de lugares como en algunas webs sobre embarazos y hasta en los smartphone.

Es importante recalcar, que saber en qué semana del embarazo se encuentra la madre, permite que ella y el médico puedan monitorizar la evolución y crecimiento del bebé, y saber si los cambios presentes en ambos, se deben a un proceso sano.

El plan de parto y nacimiento moderno

Justo ahora, las embarazadas tienen a disposición mucha orientación profesional para las distintas etapas del embarazo (pre y post). Desde esta perspectiva, un valioso recurso es el ofrecido por la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud en España.

En éste, se reflejan importantes recomendaciones que la madre deberá seguir para tener un embarazo y recuperación exitosos. También expone información valiosa sobre los protocolos de ejecución en las distintas instituciones de salud del territorio, ante las diferentes etapas del parto.

El alcance de este recurso permite conocer, inclusive, acerca de la cantidad de objetos necesarios, recursos, rol, cantidad de acompañantes y consideraciones respecto a la higiene y aplicación de los medicamentos que requerirá la madre durante el proceso de parto.

Prepararse para ese gran momento

Uno de los momentos más intensos durante el embarazo es el parto. Éste, en ocasiones, llega sin previo aviso, por más preciso que pueda ser un gestograma, y cuando ocurre hay que estar preparados.

De ahí deriva lo fundamental que resulta preparar el plan de parto más adecuado. Lo que importa, ante todo, es que la madre pueda ser atendida cuanto antes y que no resulte tan estresada en el trayecto.

Por lo general, si es primeriza, por más organizado que se pueda tener todo, siempre habrá algo que se escape de la planificación, pero ese algo no será necesariamente significativo como para ocasionar algún retraso considerable en el viaje al centro sanitario.

Recursos adicionales

Es bien conocida la existencia de gran cantidad de material informativo y de orientación para padres primerizos. Todo esto, para reducir al mínimo cualquier tipo de incidentes o dificultades, tanto para los padres como para el estado antes, durante y después del parto, en cualquier institución de salud pública.

La atención, sea profesional o no, debe hacerse en un ambiente limpio y con instrumentos estériles (manos limpias incluidas). Esto, como una consideración general.

Otros aconsejan una moderada vigilancia de la madre en sus últimas semanas de gestación, así como una dieta mayormente acuosa, para evitar que sufra algún tipo de deshidratación o rigidez en la elasticidad de su piel durante el parto, que pueda devenir en mayores dolores o dificultades para que el niño atraviese el canal de parto.

¿Cómo Hacer el Seguimiento del Embarazo y Preparar el Parto?
5 (100%) 1 vote[s]