Quistes Ováricos (Signos y Síntomas, Causas y Tratamiento)

Un quiste ovárico es una protrusión con un líquido que está formado principalmente por el folículo en uno o ambos ovarios. Anatómicamente, el quiste se parece a la cavidad de paredes delgadas en forma de bolsa. El tamaño puede variar desde unos pocos centímetros hasta 15-20 centímetros de diámetro.

El quiste parece ser bastante funcional o folicular en el 90 por ciento de los casos. Su formación es causada por la sobremaduración del folículo donde se desarrolla la célula sexual femenina.

Cada ciclo menstrual, uno de cada dos ovarios produce un óvulo que debe dirigirse hacia la trompa de Falopio desde el folículo. Este último a su vez se convierte en un cuerpo lúteo y produce progesterona. Esa es la idea principal de la ovulación.

El quiste se forma en el caso en que el folículo no se rompe pero permanece en el ovario y se llena de líquido. A veces, sus tamaños comienzan a causar molestias bloqueando la trompa de Falopio. Pero en la mayoría de los casos, el quiste folicular se resuelve durante el próximo ciclo menstrual sin dejar rastros.

El quiste funcional también puede ser causado por la ampliación del cuerpo lúteo. Se forma de manera similar y se llama quiste del cuerpo lúteo.

¿Tienes Quistes en Los Ovarios? Haz Click Aquí y Aprende Como Eliminarlos para Siempre!

Otra variante del quiste funcional es el quiste hemorrágico. Se lleva a cabo cuando los vasos sanguíneos dentro del folículo o cuerpo lúteo se rompen. Entonces se puede observar la hemorragia acompañada de dolor.

Además, existe el quiste disontogenéticos, que puede aparecer debido a un problema del crecimiento y desarrollo de los ovarios durante la pubertad. El llamado tumor quístico que puede provocar cáncer de ovario es otra variación de la enfermedad.

Síntomas de Quistes en los Ovarios

Quistes Ováricos
Quistes Ováricos

La mayoría de las veces, el quiste no se muestra y se reduce de tamaño hasta que desaparece en los siguientes ciclos menstruales. Se puede diagnosticar durante el diagnóstico por ultrasonido de los órganos de la pelvis más pequeña.

Solo en casos raros se pueden observar síntomas. Los síntomas del quiste ovárico incluyen dolor agudo en la parte inferior del estómago, presión en la pelvis, dolor prolongado durante la menstruación, problemas en el ciclo menstrual (irregular), vómitos después del entrenamiento intensivo o contacto sexual, presión alta durante el vaciado de la vejiga o el recto. dolor vaginal acompañado de sangrado.

También hay síntomas que junto con los mencionados anteriormente indican la necesidad de visitar un hospital. Esas son la temperatura corporal en más de 38 grados, debilidad y mareos, abundante secreción durante la menstruación, aumento del tamaño del estómago, crecimiento del vello facial similar al del hombre, sed y orinar copiosamente, presión arterial anormal, pérdida rápida de peso, consolidación en la zona del abdomen.

¿Como se Diagnostican los Quistes Ováricos?

Para diagnosticar el tipo de patología, se realizan los siguientes procedimientos: tomografía computarizada y resonancia magnética, examen de ultrasonido transvaginal, laparoscopia con resección previa del quiste (si se encuentra), análisis hormonales (FSH y LH, estrógeno, testosterona). Además, se puede realizar la punción de Douglas de la bóveda vaginal posterior en caso de que exista una sospecha de hemorragia interna que podría haber sido causada por la ruptura del quiste.

El análisis del marcador tumoral CA-125 para excluir la variante del cáncer de ovario también es necesario. La prueba para el embarazo también es obligatoria. Esto es porque el embarazo ectópico puede tener síntomas similares con un quiste ovárico.

Cuales son las causas de quistes ováricos

Desafortunadamente, los mecanismos fisiológicos de la aparición de quistes ováricos aún no se han examinado por completo. La mayoría de los médicos consideran que dicha patología puede ser causada por la falla hormonal, los procesos inflamatorios y la apoptosis (muerte programada de las células).

Según las estadísticas, el quiste ovárico afecta aproximadamente al 7 por ciento de las mujeres adultas (incluso después de la menopausia). La aparición de dicha enfermedad está relacionada con el ciclo menstrual y no depende de la edad y el estado general de la salud de la mujer. Es por eso que los quistes en los ovarios raramente ocurren después de la menopausia. Sin embargo, la influencia del quiste en el cuerpo de las mujeres es variada y depende de muchos factores.

Por ejemplo, los quistes que aparecieron debido al consumo de los estimuladores ováricos desaparecerán por completo sin ninguna consecuencia durante los próximos ciclos menstruales. En los casos en que el quiste se acompaña de factores de riesgo como estrés , infecciones sexuales, aborto artificial durante el embarazo, obesidad, tabaquismo, menarca temprana, menopausia tardía, existen posibles consecuencias.

Esos también incluyen tumores, reducción de la función reproductiva e incluso infertilidad o aborto involuntario. Por lo tanto, podemos concluir que el riesgo de quiste aumenta en caso de ciclos menstruales irregulares, comienzo temprano de menstruaciones (antes de los 11 años), trastornos hormonales (hipotiroidismo), la aparición de quistes en el pasado.

También factores como tratar el cáncer de mama con tamoxifeno y cirugías en el sistema de órganos reproductivos en el pasado, así como fumar, la obesidad y la infertilidad pueden causarlos

¿Puede Una Mujer Quedar Embarazada Teniendo Un Quiste Ovárico?

En general, la función reproductiva no se viola debido a un quiste ovárico. Más que eso, el embarazo contribuye a la rápida desaparición de la patología. El quiste rara vez aparece durante el embarazo ya que los folículos generalmente no se forman. Pero si hay un quiste en los ovarios y está dispuesto a quedar embarazada, hay algunos factores que deben tenerse en cuenta. Como se mencionó anteriormente, el quiste es la consecuencia de la ausencia de ovulación.

El folículo que se convierte en un quiste no permite que el óvulo entre en las trompas de Falopio, abarrotando el óvulo y no permitiendo que se desarrollen los otros folículos. Es por eso que si hay dificultades para concebir un niño, el examen sobre el tema de la presencia de quistes puede ayudar a resolver el problema.

Normalmente, tal quiste está regresando durante los siguientes 2-3 ciclos menstruales y el embarazo es posible. Sin embargo, se requiere la observación constante del médico si la mujer en edad reproductiva tiene: un quiste de más de 8 centímetros de diámetro, la ausencia de la regresión del quiste y el aumento del contenido del marcador tumoral CA-125.

En tales casos, la laparoscopia es necesaria. El quiste eliminado se envía al análisis histológico. Pero antes de eso, la gastroscopia, el diagnóstico de ultrasonido abdominal, colonoscopia para diferenciar el quiste ovárico de otras posibles patologías del tracto gastrointestinal y otros órganos abdominales.

Pero volviendo a los casos de embarazo y quistes ováricos (debe tenerse en cuenta que el quiste del cuerpo lúteo es normal para ese estado y todo lo mencionado anteriormente no está relacionado con esa variación) La observación de los pacientes en tales casos muestra que 4 por ciento de ellas requirieron cirugías. El problema es que la pierna del quiste está torcida y el quiste puede romperse debido a la presión causada por el crecimiento del feto. Para evitar tales consecuencias, es necesario visitar al ginecólogo antes de quedar embarazada.

Conclusión

Por lo tanto, parece que un quiste ovárico es una patología bastante común que puede eliminarse o desaparecer sin dejar rastro por sí mismo. Un quiste en los ovarios no es un problema para el embarazo en la mayoría de los casos.

Haz Click Aquí y Conoce El Mejor Tratamiento Natural para Los Quistes Ováricos!

Quistes Ováricos (Signos y Síntomas, Causas y Tratamiento)
5 (100%) 1 vote

Artículos Relacionados