¿Porqué se Sale el Ombligo en el Embarazo?

Otra de las características muy marcadas que se dan durante el embarazo de la mujer es sin duda la que se presenta en el ombligo.

También este cambio tan peculiar de las embarazadas suele ser distinto en cada mujer y depende de muchos factores la forma que tenga al final del embarazo el ombligo.

Por ejemplo, hay mujeres en las que una vez lleguen al segundo trimestre empieza a notar cambios bruscos a nivel del ombligo.

Algunas mujeres presentan un ombligo aplanado, otras abultado y a otras se les sale, incluso hay a quienes pareciera que el ombligo se ha ido hacia dentro del abdomen ¿cierto?

Bueno, pues todos los casos son “normales” y son parte del proceso natural de los embarazos.

La razón es bastante lógica si lo pensamos bien, mira, cuando una mujer sabe que está embarazada no se le nota físicamente, sin embargo, conforme transcurren los meses, empieza a ser notorio el embarazo y esto se debe más que otras cosas al crecimiento del abdomen.

El bebé adentro va tomando tamaño y forma, bueno mientras él crece, el abdomen también y en consecuencia la piel se va extendiendo para dar espacio a los músculos que también se extienden, no obstante, la zona del ombligo casi no tiene músculos, entonces cuando el útero va aumentando de tamaño, empuja desde adentro hacia el ombligo provocando que éste termine por salirse de su lugar.

Porque se Sale el Ombligo en el Embarazo
Porque se Sale el Ombligo en el Embarazo

Cambios en el Ombligo Durante el Embarazo

Los cambios en el embarazo se observan con mayor énfasis al tercer trimestre, justo como suele pasar con la línea alba del embarazo, son cambios que se presentan como consecuencia del embarazo.

El ombligo tiene una función importantísima durante el embarazo, como sabemos es a través de él que se alimenta al bebé y también mediante el cual se crea un vínculo emocional muy fuerte entre madre e hijo.

Los cambios en el ombligo se presentan en toda mujer embarazada, sin embargo, no en todas se efectúa de la misma manera, esto depende de varios factores como la elasticidad de la piel o la flacidez muscular, lo que haría que el ombligo se saltara con mayor rapidez.

Ahora bien, la gran noticia es que cuando el embarazo llegue a su término, el ombligo también tendrá que regresar a su forma original, esto sucede en el 99.9% de las embarazadas.

El otro porcentaje por cierto mínimo, se trata de mujeres que ha desarrollado alguna hernia umbilical, lo cual no es tan frecuente, pero suele pasar cuando los músculos abdominales se sienten agotados sobremanera.

Pero en esos casos el tema es otro y lo que podemos mencionar es que siendo así, podría ocasionar dolor intenso ya que la zona del ombligo es bastante sensible, y el tratamiento es una cirugía pequeña inmediata.

En un proceso natural de la embarazada, el ombligo regresa a su lugar sin problema alguno, así que no debe ser motivo de preocupación en realidad.

Estéticamente quizá no sea tan agradable, pero nosotros recomendamos en todo momento estar consciente de que se trata de un cambio natural por el embarazo lo que ayuda a sobrellevar este cambio con buena actitud.

¿Cómo Evitar que se Salte el Ombligo Durante el Embarazo?

Tal como sucede con la línea alba en el embarazo, un ombligo saltado no es posible evitarlo, ya que como hemos mencionado las paredes del útero conforme va creciendo va empujando hacia el ombligo y afuera de tal manera que es imposible evitar que el ombligo sufra este tan peculiar cambio.

Pero es bueno saber que esto es una situación que se presenta mientras se está embarazada y de hecho no es durante todo el embarazo sino solamente después del segundo trimestre donde empiezan a realizarse estos cambios tan notorios.

Si el producto es bastante grande, la piel y músculos se expanden de tal manera que en la zona del ombligo se estén ocasionando pequeñas molestias lo que es normal hasta cierto punto debido a que es una zona muy sensible.

Y bueno… si todo va normal, una vez que el embarazo llegó a término y el cordón umbilical haya cumplido con su función, todo vuelve a su tamaño original, el útero, los músculos, la piel y desde luego el ombligo.

Es importante saber que el ombligo saltado o abultado, o aplanado no indica en ningún momento que el bebé sea niño o niña, esto es solamente un mito de las personas en la antigüedad, el hecho de que en ocasiones atinen tiene que ver más con coincidencia que con otra cosa.

Se debe tratar al ombligo como cuando no se está embarazada, es decir, se puede tener higiene sin problema alguno.

Recomendamos limpiar el ombligo con un cotonete o algodón pequeño, suficiente agua y jabón, desde luego las uñas no son bienvenidas para realizar esta acción porque podrían dañar la piel.

Lo importante en todo caso es que se comprenda como ya hemos mencionado antes de que se trata de un proceso natural que puede presentarse o no durante el último trimestre del embarazo.

De hecho y quizá algunas de las mujeres que puedan estar leyendo nuestro artículo, pensarán que no siempre sucede, y es que eso es posible, porque como sabemos todos los organismos son distintos.

Los “procesos naturales”, pueden también presentarse de forma diversa en cada ser humano, por ejemplo, la línea alba del embarazo se presenta en muchas mujeres, pero otras simplemente no, así igual es lo que sucede con el ombligo.

Aunque estéticamente no es muy agradable, las personas con las que conviven saben perfectamente de lo que se trata y saben también especialmente las mujeres que ya han pasado por esa fase, que el ombligo volverá a la normalidad una vez que nazca el bebé.

Entonces, sería bueno más que preocuparse sobre cómo se ve el ombligo, disfrutar el embarazo con todo lo que este conlleva, desde luego las recomendaciones de siempre en la embarazada, que mantenga hidratada su piel usando cremas hidratantes y listo.

¿Porqué se Sale el Ombligo en el Embarazo?
5 (100%) 1 vote