¿Tengo Miomas y Estoy Embarazada que Cuidados Debo Tener?

La aparición de miomas uterinos es hoy día un caso muy frecuente en mujeres en edad reproductiva, cerca del 40% padece por tener en una parte tan importante del organismo como es el útero este tipo de tumores, el porcentaje aumenta a medida que la mujer pasa los 30 años o más y adicional a ello posterga la posibilidad de quedar embarazada.

Ahora bien, si estás embarazada y además fuiste diagnosticada con miomas uterinos es normal que sientas preocupación, pero debes saber que el riesgo o las complicaciones dependen de algunos factores como: el tipo de mioma y su ubicación.

Cabe destacar que todo embarazo debe ser controlado por un especialista desde los primeros meses de gestación, esto permitirá corregir o controlar cualquier evento que se pueda presentar de manera imprevista y que de alguna manera u otra ponga en peligro el normal desarrollo y feliz término del embarazo.

El  seguimiento médico a estos miomas es vital cuando se trata de prevenir un parto prematuro o que se presenten ciertas dificultades que pongan en riesgos la vida del bebé que está por nacer.

Algunos especialistas evalúan la posibilidad de una intervención quirúrgica para eliminarlos, sin embargo, esta práctica se ve aplazada ya que el mioma debido al influjo hormonal tiende a confundirse con la pared del útero por lo que se podría complicar dicha intervención.

Por otro lado estos miomas se encuentran vascularizados lo que hace más complicada una intervención quirúrgica.

Estudios realizados a un buen número de mujeres que estuvieron embarazadas y tenían miomas uterinos demuestran que estos desaparecieron luego del parto.

¿Qué son los miomas en el embarazo?

Miomas en el Embarazo
Miomas en el Embarazo

Los miomas o leiomiomas como se conocen en la medicina son tumores de tipo benigno que se forman en el útero por un tejido muscular denominado miometrio, sumamente parecido al tejido que conforma el útero.

Estos miomas crecen rápidamente alcanzando los tres (3) cm, se conocen casos donde el mioma crece de manera tan descontrolada que abarca toda la superficie del útero e incluso propicia el crecimiento desmesurado del mismo.

A los miomas también se les conoce como fibromas o fibromiomas, el tratamiento dependerá de la edad, de los síntomas que presente la mujer y si aún tiene entre sus planes concebir.

Tipos de Miomas Uterinos

Existen diferentes tipos de miomas, entre ellos podemos mencionar:

 

Haz Click Aquí para leer >>  Ácido Salicílico en el Embarazo ¿Cuál es el Peligro y las Consecuencias?

1 Mioma submucoso

 

Este tipo de mioma se forma en el interior del útero, específicamente en lo más profundo del él.

Se unen al útero por medio de un pequeño tallo llamado pedículo, este tipo de miomas no se presentan con mucha frecuencia, sin embargo, son los que propician la mayor aparición de síntomas en la mujer, como por ejemplo el sangrado vaginal o hipermenorrea.

 

2 Mioma Intramurales

 

Un 40% de las mujeres tienen miomas intramurales o miomas que se localizan en el miometrio aumentando considerablemente el tamaño del útero.

 

3 Mioma Subserosos

 

Los miomas subseroros son los menos frecuentes, crecen hacia el abdomen afectando los órganos que allí se desarrollan, por lo general no presentan ningún tipo de síntoma.

¿Por qué se producen?

Los miomas son tumores benignos que suelen aparecer en la mujer sin motivo aparente, hasta la fecha no se maneja un causal específico acerca de esta enfermedad.

Se han realizado ciertas investigaciones que coinciden en que los miomas comienzan a presentarse durante el ciclo menstrual por el aumento de la hormona estrógeno, es decir, en esta etapa tan importante para la mujer se produce un desequilibrio hormonal y el aumento de estrógeno que dan pie al inicio de la proliferación de los tumores en el útero.

Cuando una mujer tiene en su útero miomas presenta una serie de síntomas, a partir de allí y mediante la práctica de ciertos estudios se determina si la sintomatología corresponde a la existencia de miomas en el útero, estos son:

  • Luego de pasar la menstruación normal de cada mujer ocurren nuevamente sangrados vaginales denominados metrorragias.
  • El volumen del sangrado durante la menstruación suele aumentar, así como también el tiempo que está dura.
  • Anemia o disminución de las defensas propias de la mujer, lo que le hace sentirse débil.
  • Dolores pélvicos.
  • Inflamación  abdominal.
  • Ocurre la dispareunia o dolor cuando se mantienen relaciones sexuales.
  • El periodo menstrual es doloroso.

El diagnóstico de los miomas se realiza por medio de un estudio físico específicamente un estudio pélvico realizado a la mujer durante la consulta ginecológica y una  ecografía preferiblemente transvaginal con la cual dan como preciso el diagnóstico realizado de la patología.

Como Se detectan Los miomas

Se pueden realizar otros estudios aún más avanzados si se o se requiere determinar la existencia de tumores malignos en los ovarios, entre estos estudios destacan:

Laparoscopia:

Es un estudio quirúrgico de moda en la actualidad, su ejecución no requiere realizar cortes prolongados en el abdomen de la mujer, solo necesita insertar una especie de aguja con cámara  por un pequeño orificio para ver con claridad lo que sucede dentro del útero.

Este método se usa con mayor frecuencia para extraer los miomas contenidos en el útero de la mujer en estudio.

Histerescopia:

En este caso se inserta una cámara con mucho cuidado por medio de la vagina para observar claramente el útero y poder determinar sin posibilidad de equivocaciones si los síntomas que se han presentado corresponden a miomas uterinos.

Biopsia:

Algunos médicos consideran necesario además de importante la práctica de una biopsia, específicamente una biopsia endometrial, para ello extraen una pequeña porción del tejido contenido en el útero que se evalúa para luego dar el diagnóstico.

Resonancia magnética:

Permite visualizar claramente los miomas a través del uso de equipos de avanzada tecnología.

Son diversos los tratamientos que se indican para combatir los miomas uterinos de los que padece la mujer, estos pueden implementarse sobre todo si existe el deseo de ser mamá, entre los más utilizados tenemos:

  • Uso de analgésicos para combatir el dolor menstrual producto de miomas de pequeño tamaño.
  • En el 90% de los casos se indica la ingesta de anticonceptivos para controlar los periodos menstruales.
  • Cuando el médico lo considera urgente además de necesario se practica la Miomectomia o extirpación de los miomas o la Histerectomía (cuando no se va a concebir nuevamente) para extraer por completo el útero.

Recomendaciones

Lo primero que debes hacer es mantener la calma, recuerda que de ti depende el pleno desarrollo del bebé en tu vientre y que es él quien recibe cada una de tus inquietudes.

Es de gran importancia que realices el control de tu embarazo mes a mes y que guiada por tu médico sepas que hacer y cómo sobrellevar esta situación, nadie mejor que ellos para ayudarte en el control de estos tumores.

Es posible que escuches diversas versiones acerca de los miomas y que estos pueden obstaculizar el canal del parto llegada la hora del mismo, en este caso no debes angustiarte pues los médicos están completamente preparados para atender el caso que se presente por complicado que pueda ser.

Tu  bienestar y el progreso satisfactorio del embarazo dependen mayormente de los cuidados que como futura madre implementes en esta etapa de tu vida, cumple con las indicaciones de tu médico y no tendrás ningún tipo de complicación.


error: Content is protected !!