Infecciones Respiratorias en Bebés (Como se Producen y Cómo Evitarlas)

El cambio en las temperaturas ambientales, sobre todo la llegada del frío, el intercambio o interacción en guarderías y la convivencia con otros niños, hace que tu bebé se encuentre lamentablemente expuesto a sufrir infecciones de tipo respiratoria, complicaciones en la salud que sin lugar a dudas se convierten en el primer motivo de angustia y preocupación de las madres quienes también padecen  los malestares de su pequeño hijo.

Conocer qué son las infecciones respiratorias, cómo se producen y lo más importante que hacer para evitarlas, es la primera herramienta a implementar en la búsqueda de soluciones o alternativas que te permitan prever la aparición de este tipo de enfermedades, si bien es cierto que todos los bebés padecen al menos una vez estas infecciones, también es cierto que en la prevención y los cuidados está la diferencia entre más bebés sanos y menos enfermos.

Porque se lo importante que es para ti la salud de tu bebé, decidí transmitir a través del siguiente material toda la información relacionada con las infecciones, de tal manera que sean fuente de ayuda en la lucha contra estas enfermedades que han cobrado la vida de algunos bebés a nivel mundial.

Te invito a prestar mucha atención y a no perder ni una sola línea que a continuación dejo a tu disposición y recuerda “Leer y conocer te puede ayudar a salvar la vida de tu bebé”.

Infecciones Respiratorias en Bebés
Infecciones Respiratorias en Bebés

¿Qué son las infecciones respiratorias?

Las infecciones respiratorias son todas aquellas enfermedades que se originan  por la presencia de microorganismos, por ejemplo algunos virus o bacterias que comprometen  el buen funcionamiento de las vías respiratorias del infante.

Estas infecciones respiratorias pueden  afectar importantes órganos que conforman el aparato respiratorio del bebé, entre ellos destacan:

  • Los pulmones
  • Los bronquios y
  • Las fosas nasales

Es por ello, que si estos importantes órganos no se encuentran en buenas condiciones tampoco tu bebé lo estará, de allí la importancia del cuidado de cada uno de ellos.

Haz Click Aquí para leer >>  Fiebre del Bebé (Como Bajarle la Temperatura Rápido)

Existen dos tipos de infecciones respiratorias, a continuación te explicare:

Infección de las vías respiratorias bajas (Laringe, tráquea, bronquios y pulmones)

Entre este grupo de infecciones respiratorias podemos mencionar: la neumonía, la bronquiolitis, bronquitis, influenza, pulmonía y gripe.

Infecciones de las vías respiratorias altas (Nariz y boca)

Las infecciones respiratorias pertenecientes a este grupo son: gripe, catarro, otitis, sinusitis, laringotraqueitis y la faringoamigdalitis.

¿Cómo se producen estas infecciones en los bebes?

Las infecciones respiratorias son muy frecuentes en niños en edad lactante, es decir, menores de dos años de edad, es importante resaltar que en esta primera etapa de su vida el sistema inmunológico del bebé no está del todo desarrollado por lo que el riesgo de contagio es mucho mayor.

Este tipo de enfermedades se produce por el ataque de virus y bacterias como los que mencionare a continuación:

Virus

Entre los principales virus tenemos, el virus de la Influenza, Parainfluenza, Rinovirus, Adenovirus, Rinovirus, entre otros.

Bacterias

En el caso de las bacterias que desarrollan las infecciones respiratorias destacan el neumococo, estreptococo pyogenes, estafilococo y estafilococo aureus, etc.

Cabe destacar que algunas infecciones respiratorias son ocasionadas por hongos y parásitos, con la salvedad de que este tipo de infección es poco frecuente entre la población infantil.

Las infecciones respiratorias se producen cuando el bebé entra en contacto con las secreciones nasales de una persona infectada o de alguno de sus compañeros de guardería o colegio  que ya padece la enfermedad, en dichas secreciones viajan los virus encargados de transmitir la infección.

Ahora bien, ¿Qué sucede luego del contacto?, te explico

El bebé a través de su inocencia no comprende que sus manos están sucias o contaminadas, en medio de un descuido o acto involuntario toca sus ojos y/o nariz, momento que es utilizado por el virus para ingresar a quien hasta ese momento no estaba infectado y de esta manera dar origen a una nueva infección.

Haz Click Aquí para leer >>  Bajo Peso al Nacer Consecuencias - 7 Factores que lo Afectan!

Es fundamental resaltar que las secreciones nasales de los bebés poseen en su interior un mayor número de virus en comparación con las secreciones de adultos infectados.

Los bebés se encuentran más propensos al contagio debido a su exposición prolongada a todos aquellos agentes que dan lugar a la aparición de la enfermedad, recordemos que por su corta edad  no tienen la capacidad de saber que pueden tocar y que no y sobre todo que sus manos se encuentran sucias y deben lavarse seguidamente para evitar contagios.

Por otro lado, las infecciones respiratorias son más recurrentes entre los niños en edad maternal o escolar debido al importante número de infantes que comparten determinado ambiente durante las horas de cuidado o estudio.

Entre los síntomas de una infección respiratoria destacan:

  • La mucosidad es la primera señal que alerta la llegada de una infección respiratoria.
  • Cuando el virus ya se ha establecido en las vías respiratorias aparecen la congestión nasal, la irritación de la garganta y la tos.
  • De acuerdo al cuadro infeccioso es posible que se presente fiebre que en algunos casos pueden alcanzar los 40º de temperatura.
  • Los bebés tienden a perder el apetito y tornarse un poco fastidiosos e irritables, esto es ocasionado por malestares como el dolor de cabeza, situación que por su corta edad no sabes expresar o manifestar.

¿Cómo evitar las Infecciones en las vías respiratorias?

Para evitar la propagación de las infecciones respiratorias en importante aplicar una serie de medidas dirigidas a combatir cualquier foco de contagio, a continuación las mejores recomendaciones para evitar que tu hijo/a sufra los efectos de una infección de este tipo:

  • Lavar tus manos con abundante agua y jabón, antes y después de atender a tu bebé.
  • Cumplir a cabalidad con el esquema de vacunas establecidos desde el nacimiento, recuerda que dentro de este esquema existen vacunas especiales para combatir virus como por el ejemplo el rotavirus.
  • La lactancia materna es la mejor herramienta de lucha contra los virus que provocan las infecciones respiratorias, se recomienda amamantar a tu bebé hasta los seis (6) meses de edad.

Ahora bien, si tu bebé se encuentra enfermo y presenta dificultades para alimentarse y recibir otro tipo de alimento, entonces prolonga el tiempo de lactancia, puedes mantenerla esta medida hasta que tu hijo esté totalmente recuperado.

  • Cubre tu boca y nariz al toser, usa un pañuelo preferiblemente desechable y deposítalo en el cesto de la basura después de usarlo.
  • El lugar ideal para toser o estornudar es la parte superior del brazo, recuerda que debes evitar al máximo el contagio de tu bebé.
  • Usa un gel antibacterial a base de alcohol  para lavar tus manos, esta herramienta es ideal para ser usado en la calle, lugar donde la exposición a los virus y bacterias es mucho mayor.
  • Procura que tu bebé esté lo menos expuesto posible a personas enfermas.
  • Bajo ningún concepto permitas que tu bebé permanezca cerca de una persona fumadora.
  • Limpia muy bien la habitación de tu hijo (a), para ello puedes usar un paño de limpieza húmedo con el cual recoger todo el polvo existente y que representa una amenaza para la salud respiratoria del bebé de la casa.
  • Ten en cuenta que los juguetes, biberones, chupetes, cucharas, vasos y demás utensilios son de uso personal, es decir, no debes permitir que otros niños jueguen, compartan  o usen estos instrumentos.

error: Content is protected !!