Posibles Tipos de Hepatitis en el Embarazo y sus Tratamientos

A pesar de ser el embarazo una de las etapas más hermosas y maravillosas en la vida de una mujer, también se presentan ciertas dificultades que ponen en riesgo la salud de la madre y de su bebé, tal es el caso de la hepatitis, enfermedad de la cual no se encuentra exenta la gestante.

Por medio de este interesante artículo podrás conocer lo más relevante e importante acerca de los tipos de hepatitis, su posible incidencia en el embarazo y los tratamientos disponibles, nutrirte con una buena información no solo te permitirá prevenir o estar atenta ante la posibilidad de ocurrencia, sino que también resultará útil al momento de actuar en el proceso de recuperación de la enfermedad.

Sin más preámbulos,  a continuación la información que esperas

¿Qué es la enfermedad de hepatitis en el embarazo?

Hepatitis en el Embarazo
Hepatitis en el Embarazo

La hepatitis es una enfermedad de origen viral que repercute directamente sobre el hígado y que genera la inflamación de este importante órgano.

El inicio de la búsqueda de un diagnóstico parte en el momento de la aparición de un color o tono amarillento en la piel y los ojos, siendo esta la principal característica de la existencia de hepatitis en la persona.

Esta enfermedad puede variar pasando de leve a moderada o grave, de acuerdo a las complicaciones que se presenten y el tiempo de recuperación de la paciente.

Si la enfermedad mejora rápidamente se considera que se trata de una hepatitis aguda, ahora bien, si la patología se prolonga por largo tiempo entonces se encuentra en presencia de una hepatitis del tipo crónica.

Las complicaciones que puede padecer el paciente son:

  • Insuficiencia hepática
  • Daño al hígado
  • Cáncer de hígado

Tipos de hepatitis en el embarazo y sus tratamientos

La hepatitis se clasifica de acuerdo a los siguientes tipos:

Haz Click Aquí para leer >>  ¿Cómo Afecta la Fibromialgia al Embarazo? (Averígualo Aquí)

Hepatitis A

Este tipo de hepatitis se desarrolla luego de ingerir alimentos que han sido previamente contaminados a través de las heces.

Entre los alimentos contaminados destacan los siguientes:

  • Alimentos sin cocinar al 100% de su requerimiento o alimentos que queden crudos
  • Agua no procesada
  • Agua contaminada mediante las heces de animales y/o personas
  • Alimentos que han sido utilizados para la preparación de comidas por aquellas personas que no manejan ningún tipo de medidas de higiene como lavarse las manos como es debido.

Este tipo de hepatitis presenta síntomas leves y sin ningún tipo de complicaciones.

Las personas que padecen de hepatitis A no reciben tratamiento farmacológico ya que la patología suele desaparecer por sí sola, si tu medico obstetra lo considera necesario puede indicar la administración  de inmunoglobulina de la hepatitis.

El tratamiento necesario es mucho reposo y la ingesta de analgésicos para la fiebre y los dolores.

Para prevenir contraer esta enfermedad es importante cumplir con todas las medidas de higiene necesarias para el cuidado de tu salud, entre ellas lavarte las manos con abundante agua y jabón

Hepatitis B en el embarazo

Este virus se puede transmitir por medio de la sangre, ya sea por contacto directo o con  la administración de sangre contaminada luego de un proceso equivocado, por el uso de jeringas de laboratorio usadas con un paciente infectado o por medio de relaciones sexuales.

La hepatitis B puede transmitirse de madre a su bebé por medio del embarazo o el parto, a este proceso se le conoce como transmisión perinatal.

Durante el control prenatal específicamente en el primer trimestre se realiza una prueba sanguínea con el fin de determinar la presencia del virus de la hepatitis B en la gestante, de obtener un resultado positivo se deben cumplir las siguientes pautas:

Para su madre:

  1. Se le administra inmunoglobulina para  la hepatitis B, un tipo de anticuerpos que ayudan a minimizar la incidencia de los síntomas.
  2. Se recomienda evitar la ingesta de bebidas alcohólicas

Inmediatamente nace el bebé:

  1. Se administra inmunoglobulina de la hepatitis B con el fin de evitar el contagio en los días o meses sucesivos.
  2. Se debe administrar la vacuna contra la hepatitis B de acuerdo a las dosis y fechas recomendadas por el especialista de la salud.

Todos estos tratamientos deben ser estrictamente indicados y colocados por un especialista de la salud.

Haz Click Aquí para leer >>  ¿Qué es La Placenta Humana y Cual es Su función?

Es importante aclarar la siguiente inquietud o duda que seguramente como madre debes tener relacionada con la lactancia materna: No existe ningún problema o riesgo para tu bebé si lo amamantas, al contrario, esta actividad es vital y fundamental para el sano desarrollo de tu bebé.

Hepatitis C

La forma  de transmisión o contagio de este virus  es igual a la hepatitis tipo B, con la salvedad de que existe una mayor probabilidad de desarrollar hepatitis crónica, que pudiera desencadenar patologías de gran complejidad y riesgo como son el  cáncer de hígado y la cirrosis.

En los primeros análisis de laboratorios que se realiza a la mujer embarazada se incluye la determinación del virus de la hepatitis C, al obtener un resultado positivo se toma la siguiente medida:

  • Se aplica un tratamiento a la madre con la finalidad de disminuir la incidencia  del virus sobre el bebé y por ende la transmisión al momento del parto.

Es importante resaltar que para este tipo de virus no existe aún ningún tipo de inyección.

¿Puedes prevenir la hepatitis C en el embarazo?

La respuesta es Sí, para ello debes tener cuidado y responsabilidad a la hora de mantener relaciones sexuales, bajo ninguna circunstancia tengas relaciones sin protección (preservativos).

Por otro lado, ten en cuenta que siempre que requieras una evaluación sanguínea  la jeringa a usar debe ser totalmente nueva, se prohíbe el compartir de jeringas tras el riesgo de transmisión de enfermedades.

Las transfusiones sanguíneas son otro tema de gran importancia, para prevenir la propagación de la hepatitis C evita en la posible participar en dicha actividad.

Hepatitis D

Este tipo de virus solo se desarrolla en quienes ya se encuentran previamente contagiadas con la hepatitis B, complicando las condiciones de salud de la madre embarazada a través del  aumento en la magnitud de los síntomas.

Haz Click Aquí para leer >>  Síntomas y Causas de la Pérdida de Líquido Amniótico

Es posible prevenir el desarrollo de la hepatitis D aplicando los tratamientos adecuados y recomendados para la hepatitis tipo B, esto debido a la relación existente entre virus.

Hepatitis E

Este tipo de hepatitis se transmite de igual manera que el virus de la hepatitis A, se consigue un alto porcentaje de contagios en aquellas zonas o lugares donde el tratamiento del agua es nulo.

¿Qué tipo de hepatitis es la más peligrosa durante el embarazo?

Los virus de la hepatitis B y C son reconocidas a nivel mundial como las patologías que acarrean mayor riesgo durante el embarazo, para la madre como portadora y para el bebé quien se convierte en el primer posible afectado tras la transmisión del virus.

El bebé corre riesgo de contraer el virus por medio del contacto con la sangre y los fluidos que se originan de su madre al momento del parto.

Es importante resaltar que el bebé posee un mayor riesgo e incluso podría morir al padecer de hepatitis B, estudios realizados confirman que los nacidos de una madre portadora de hepatitis B poseen un 90% de posibilidades de ser portadores y de transmitir a terceras personas.

Es vital ser responsables y actuar de acuerdo a las recomendaciones que plantean los especialistas en casos de hepatitis, ten en cuenta que tu salud y la de un pequeño ser podrían estar en peligro si no tomas las medidas de higiene y preventivas necesarias para no contraer enfermedades.

Posibles Tipos de Hepatitis en el Embarazo y sus Tratamientos
5 (100%) 1 vote

error: Content is protected !!