Extracciones Dentales Durante El Embarazo

Los dolores de muela son comunes en la vida de todas personas pero cuando se está embarazada el caso puede complicarse, en vista de que se trata de una condición especial y no puede tratarse de manera común.

Este tipo de dolor a causa de la muela o piezas bucales pueden afectar gran parte del rostro, dolor en la encía, cabeza, mandíbula y oído, lo que se trata de un caso nada agradable pero que puede calmarse con la ayuda de un dentistas y teniendo en cuenta las indicaciones necesarias según la condición de gestación.

Por lo general, el dolor de muela en el embarazo puede sentirse más fuerte debido a la sensibilidad dental, además de la inflamación de la encía una condición que se le conoce como gingivitis.

La buena noticia es que hay muchas maneras de contrarrestar el dolor, ya sea mediante la extracción como uso de remedios farmacéutico o casero. Es importante seguir leyendo este artículo para entender que no es necesario seguir aguantando los dolores bucales.

Extracciones Dentales Durante El Embarazo
Extracciones Dentales Durante El Embarazo

¿La anestesia dental afecta en el embarazo?

Una de las preocupaciones de las mujeres embarazadas es si se puede o no visitar al dentista o si se puede extraer una muela o diente. Lo primero que hay que destacar es que las visitas a estos especialistas deben ser obligatoria por el bien de la salud bucal de la persona.

Con la extracción de una pieza, muchas veces es necesario la utilización de la anestesia, en el caso del embarazo muchos estudios han arrojado que no existen daños o riesgos para el bebé ni para la madre en el empleo de la misma.

Cuando se trata de embarazos de 1 a 3 meses la anestesia solo debe emplear en casos donde no se pueda esperar y que sea necesario sacar rápidamente la muela o diente.

Uno de los casos de urgencia, son las infecciones molares o bucales, que no dan espera a cumplir otro mes de embarazo, por ello es conveniente saber que anestesia puede ser empleada en estos casos.

Anestesia local

Cuando se trata de intervenciones odontológicas a mujeres embarazadas, el especialista siempre busca utilizar las anestesias locales, para evitar riesgo o efectos secundarios en la futura madre, así que no se trata de ningún riesgo.

¿Se puede sacar la muela del juicio estando embarazada?

Las muelas de juicio infectadas o saliendo de la encía pueden ser muy  dolorosas, a tal punto que el masticar los alimentos puede ser muy molesto, así que es vital tener atención odontología oportuna, pero ¿Qué pasa si se está embarazada?

Infección o dolor intenso

Ya sea que se trata de una infección molar o un dolor que no se puede soportar, lo mejor es hacer una extracción de la pieza, en este caso las embarazadas no corre peligro alguno.

En los casos donde no se ha actuado rápidamente en visitar al especialista, las infecciones pueden empeorar, en estos casos puede ser contraproducente para el feto.

Para evitar poner en riesgo la salud del bebé, el especialista debe realizar un estudio personalizado para llevar a cabo la extracción, teniendo las precauciones pertinentes sobre este asunto.

¿Qué hacer si tengo un infección de muela en el embarazo?

El embarazo es una etapa complicada en sentido de que se debe cuidar mucho la salud de la madre y del bebé, así que es bueno saber cuáles son los pasos a seguir ante una infección molar, algunos de ellos son:

Lo primero que se debe hacer es ir ante un odontólogo para que revise el problema y que efectivamente diagnostique la infección. Muchas mujeres creen que ir al dentista es contraproducente y que puede hacerle daño al bebé.

Radiografía dental

Cuando se trata de un embarazo donde solo se han cumplido los trimestres de gestación, las radiografías están contraindicadas, no son convenientes, seguramente el especialista lo saber pero en caso de que lo pase por alto, es vital que la madre siempre lo recuerde.

Hay que destacar que durante este tiempo, el feto apenas se está comenzando a gestar, lo que cada factor externo puede ser perjudicial para el mismo.

Anestesia para extracción

No está contraindicada, aunque en los trimestres es mejor evitarlas, pero en los casos de urgencias extremas puede emplearse con anestesia local que no es tan invasiva y es menos dañina para el feto.

Medicamentos

Este último paso es importante pero se debe tener mucho cuidado, muchos medicamentos están contraindicados para las mujeres en estado de gestación, así que se debe tener mucho cuidado en este paso.

Por lo general, cuando se trata de mujeres embarazadas los odontólogos solo recetan medicamentos para el dolor y los demás cuidados son naturales, como cepillarse en cada comida, comer productos fríos para detener el sangrado y la inflamación.

Infección de muela embarazo primer trimestre

La infecciones suelen ser un gran peligro cuando se trata de embarazo, por ello es conveniente tratarlas rápidamente. Aunque los medicamentos no son aconsejables su uso durante este periodo, al existir una infección deben ser recetadas obligatoriamente.

En este caso, los antibióticos son los únicos que pueden contrarrestar una infección molar, así que la mayoría de los especialistas pueden recetar una combinación de amoxicilina con ácido clavulánico que son los mejor invasivos y peligros para el feto.

¿Qué puede tomar una embarazada para la infección de muela?

Cuando se trata de dolores o infecciones es necesario la utilización de medicamentos, teniendo los cuidados necesarios y siguiendo las recetas y orden médica no habrá ningún inconveniente.

  • Paracetamol: es un analgésico efectivo y seguro, se puede tomar cada 6 u 8 horas.
  • Enjuague bucal con anestesia: es una forma de lograr alivio por lo menos un tiempo, no se traga solo es para hacer gárgaras.
  • Aplicar hielo en la zona: Esto hace que tenga un efecto de anestesia, lo que alivia el dolor por un tiempo.
  • El antibiótico más frecuente es la amoxicilina pero esto depende de qué tan agresiva sea la infección y el tiempo de gestación que se tenga.

Adicionalmente, se puede contrarrestar con remedios naturales como masticar un clavo de olor, colocar té de perejil o bolsa de manzanilla para sentir mejoría.