¿Cuánto se Debe Engordar en el Embarazo?

El aumento de peso durante el embarazo es inevitable, no sólo porque estás dando vida a un nuevo ser, el cual, al ir creciendo pues ayuda a que tu peso vaya aumentando, sino porque, además, tienes que alimentarte prácticamente por dos.

Lo importante es tratar de ser mesurada con lo que se come y con lo que se bebe, porque se trata de nutrir tu cuerpo y nutrir a tu bebé y no solo de comer por comer, cuanto se debe engordar durante el embarazo dependerá de varios factores, uno de ellos es, por ejemplo, el peso que tengan al momento de quedar embarazada.

Pero, intentar ganar solo el peso digamos “aceptable”, es bueno, porque eso quiere decir que estás consciente de que es importante hacerlo de manera saludable, no solo por tu salud, sino también por la de tú bebé.

¿A qué se debe el aumento de peso en el embarazo?

cuanto debo engordar en el embarazo
cuanto debo engordar en el embarazo

Durante el embarazo, el aumento de peso no solo se le debe a la comida, y al crecimiento del feto, alrededor de eso, existe mucho más, mira…

  • Aumento del útero: El útero aumenta aproximadamente de 900 gramos a 1 kilo.
  • Placenta: La placenta pesa en aproximación 600 gramos
  • Senos: Los senos durante el embarazo también tienen un crecimiento considerable (500 gramos)
  • Líquido amniótico: Llega a pesar hasta 1 kilogramo
  • Grasa: Hay un aumento en la acumulación de la grasa corporal de entre 3 y 5 kilos
  • Líquidos: Llega a ver una retención de líquidos (líquido extracelular) que puede hacerte pesar entre 3 y 5 kilos más
  • Peso del feto: Que puede variar entre los 2,400 kg y los 4,500 kg cifras estándares

Entonces, basados en estas cifras se puede terminar pesando mientras estás embarazada entre 11 y 16 kilogramos.

Por todas estas razones es que hay un aumento de peso durante el embarazo, y desde luego se puede considerar de cierta manera normal, no obstante, cuidar lo que se come es de vital importancia.

No se trata de comer más o menos, se trata de alimentarse en una forma saludable y que permita que tanto tú como tu bebé al término del embarazo estén en buenas condiciones de salud.

Además, comer de forma desmesurada durante el embarazo, acarrea muchos problemas de salud como la hipertensión y la diabetes gestacional, la obesidad que conlleva otras afecciones como, mala circulación, problemas digestivos, infecciones urinarias, etc, etc, etc, la lista puede ser interminable.

Aumento de peso en el embarazo por mes

Como ya hemos mencionado, el aumento de peso en cada embarazada es distinto, especialmente si lo medimos por mes, porque depende de los factores que ya comentamos antes.

Sin embargo, sabemos también que sin duda es progresivo, si nos basamos en la cifra estándar de 16 kilos al final del embarazo, tenemos que por mes debería de haber un aumento “normal” de entre 1,5 y 1,7 kilos por mes.

Pero, no siempre hay aumento de peso, especialmente en lo que son los 3 primeros mese o primer trimestre, algunas mujeres incluso pueden perder peso en esta etapa, porque muchas presentan náuseas y vómitos o incluso inapetencia.

Por otro lado, tampoco el aumento de peso es uniforme, es decir, si vas a la báscula no verás reflejado el 1,5 kilo arriba, es más bien como por trimestre, por ejemplo, puedes subir hasta 2 kilos en el primer trimestre, 6 kg en el siguiente y 3 o 4 en el último (pocos más, pocos menos)

Cuando pasan al segundo trimestre, las cosas mejoran para ellas y empiezan a recuperar el peso, lo importante es que se considere en todo momento durante el embarazo, comer de manera que se nutran madre y feto.

Son muchas las razones por las cuales una mujer embarazada debe cuidar lo que come y cómo lo come, ya que está propensa a sufrir ciertas enfermedades que pueden incluso costarle la vida.

Además de cuidar la alimentación, también es importante cuidar de la actividad física, aún, si nunca te ejercites, durante el embarazo es bueno como mínimo caminar, porque ayuda mucho cuando vas a trabajo de parto, la dilatación del útero es mejor y más rápida, también ayuda a tener mayor apertura de las caderas cuando estás en labor.

¿Es normal no subir de peso en el embarazo?

Hay muchas mujeres embarazadas que no suben de peso hasta pasados los 4 o 5 meses y otras incluso que pierden peso, y según los médicos esto se puede considerar normal cuando al hacer un estudio clínico la madre esté en buenas condiciones de salud y el feto tenga un peso y crecimiento normales.

No hay que preocuparse tanto si no estás subiendo de peso, hay incluso mujeres que se mantienen en peso como si no estuvieran embarazadas.

Lo realmente importante en estos casos, es mantenerse alertas con respecto al crecimiento del bebé, ir a los chequeos mensuales para estar pendientes de la evolución del feto y si el médico indica que todo va bien, no hay problema con el hecho de no aumentar de peso.

Y desde luego, tener una alimentación balanceada es primordial para que todo vaya bien, esto es en casos normales, donde se está pendiente del embarazo al 100 %.

Ahora bien, hay casos donde hay pérdida de peso y no se recupera, pero a consecuencia de malos hábitos, en estos casos el no aumentar de peso es bastante malo, pero hablamos de cosas muy específicas y que por lo general toda mujer sabe.

Un ejemplo de esto sería, el consumo de drogas o alcohol, estos malos hábitos no solo hacen perder peso a la mujer embarazada, sino que, además, ponen en riesgo la vida del feto, ya que no hay un desarrollo embrionario normal, así que, crecen poco, no aumentan de peso, y lo que es peor, si el bebé se va desarrollando puede tener malformaciones físicas o alteraciones a nivel cerebral.

Por tanto, no ganar peso durante el embarazo, no tiene que ser una situación grave mientras estés haciendo lo correcto, es decir, mientras tengas una buena alimentación, estés cuidando de tu bebé en todo sentido, citas médicas, etc.

En caso que tengas problemas de adicciones, entonces el no aumentar peso durante el embarazo, puede en esas condiciones, traer graves problemas. En esos casos es necesario la intervención de médicos especialistas que le colaboren para poder efectuar una desintoxicación correcta y que permita de alguna manera, evitar el mayor daño posible al feto.