Cómo Viajar en Avión con Bebés de Forma Fácil

Preparar una salida sencilla al parque con su bebé requiere 15 minutos de embalaje y planificación, por lo que un viaje largo -especialmente a un país extranjero- requiere una preparación seria.

La tentación comprensible será querer llevar todo, incluyendo el fregadero de la cocina. Pero no lo haga. Averigüe qué equipo de bebé puede prescindir temporalmente, y haga que luego le envíen el resto.

A continuación les compartiré algunos consejos para tener en cuenta a la hora de viajar con su bebe.

Consejos y Sugerencias para Viajar con Bebes

1. Programe los vuelos durante la hora de la siesta

Ya sea que su vuelo sea de largo recorrido o una escapada rápida, hágalo durante la hora de la siesta de su hijo. Si va a tomar un vuelo de noche, elija una hora de salida que coincida con la hora de acostarse. Cuando el horario de sueño de su bebé no se interrumpe, será una experiencia más agradable para todos.

2. Sea su propia farmacia

Cualquier cosa que pueda salir mal a menudo será cuando viaje con niños. Ya sea que se trate de un resfriado, fiebre, parásitos estomacales o simplemente un dolor de cabeza común y corriente, es útil tener a mano sus propios medicamentos, recetas y suministros. Hágase un favor y traiga, como mínimo, el Benadryl y el Tylenol para bebes, un termómetro, y también ibuprofeno para adultos.

3. Llegue temprano, pero no demasiado temprano

Llegar temprano al aeropuerto minimiza el estrés y permite que sus pequeños tengan tiempo para correr de antemano y cansarse (si ya caminan). Sin embargo, el exceso de tiempo en el aeropuerto hace que los niños se aburran, lo que puede provocar lágrimas y rabietas. Media hora antes de lo que llegaría si viajara sin niños es por lo general el punto correcto.

4. Compre una cuna para viajar

Para un vuelo de larga distancia, tener un asiento extra para su hijo, incluso si tiene menos de 2 años, es una necesidad. Los vuelos siempre son más suaves cuando su hijo tiene su propio espacio, e incluso el niño más irritable tiene mayor probabilidad de quedarse dormido en su asiento de viaje. Una cuna para viajar le servirá tanto para el avión como para que su bebe duerma en el lugar donde se hospeden, por lo que las convierte en una excelente inversión.

5. Solicite los asientos de primera fila

A la hora de viajar con su bebé, le sugiero que elija los asientos delanteros al momento de hacer la reserva, especialmente para vuelos de largo recorrido. Es posible que pueda hacerlo usted mismo en línea, pero de no ser así, debe intentar ponerse en contacto con la aerolínea para hacer una solicitud lo antes posible. En vuelos con muchos bebés, estos asientos pueden ser reclamados mucho antes.

6. Lleve la documentación requerida

Siempre que vaya a volar es importante que lleve todos sus documentos importantes, incluyendo pasaporte válido y un visado para todas las personas que viajen con usted (incluido el bebé).

Le recomiendo imprimir sus boletos por adelantado y tenerlos a mano, ya que eso le puede ahorrar tiempo en el aeropuerto. También es importante tener en cuenta que si vuela solo con un niño que no comparte su apellido, es posible que tenga que llevar documentación adicional. Algunos países querrán ver un certificado de nacimiento (o de adopción).

7. Empaque las cosas cuidadosamente

No hay nada peor que tener sobrepeso en la maleta en el momento del check-in cuando tiene un bebé con usted. Prevenir esto es muy fácil. Le recomiendo comprar una báscula de equipaje, ya que es bastante accesible si se tienen en cuenta los costes alternativos de su exceso de equipaje.

8. Check-in con un bebé

Las filas de facturación pueden ser largas y arduas, a no ser que se trate de vuelos de negocios o de primera clase. A veces, el personal de la aerolínea localiza a los pasajeros que vuelan con un bebe y les permite realizar el check-in utilizando el mostrador de la clase ejecutiva, siempre y cuando no haya otros clientes esperando.

9. Pasando la seguridad

Asegúrese de tener todos sus líquidos (incluyendo la comida y bebida del bebé) en una bolsa transparente con cierre de cremallera. Algunos aeropuertos tienen filas específicas para cada familia, en las que usted verá señales o será dirigido por el personal.

Una vez que ya pasó por seguridad, algunos aeropuertos tienen habitaciones para los padres, donde se puede cambiar pañales, calentar la comida e incluso amamantar a sus niños.

10. Embarque y control en la puerta

A la hora de embarcar, el personal de la aerolínea desea que las familias jóvenes embarquen primero. A veces esto puede ser un inconveniente, especialmente si su pequeño es muy activo. A lo mejor pueden preferir abordar al último si es posible, para reducir el tiempo en un espacio reducido.

11. Arriba del avión

Asegúrese de que usted y el bebé se mantengan bien hidratados. La baja humedad puede ser bastante deshidratante. Esto es de particular importancia si usted está amamantando, y especialmente en un vuelo largo con el bebé. Si requiere de comida o leche tibia, el personal de cabina estará encantado de ayudarle.

Si necesita cambiar un pañal, todos los aviones tienen un cambiador que se pliega en el baño. Los aviones más viejos suelen ser bastante estrechos, así que solo lleve al baño lo que necesites. Si su hijo está dormido, siéntese y relájese.

Una vez que abandona el avión, debe tener en cuenta que a menudo se realizan controles de seguridad adicionales durante el tránsito aeroportuario. Si usted tiene tiempo libre dentro de la estadía en tránsito, es una buena oportunidad para refrescar a su pequeño.

En pocas palabras, así es como se viaja en avión con un bebé. Esperamos que les sea de gran ayuda y que tengan un placentero viaje!